Confinamiento, redes sociales y adolescentes

En estos días de confinamiento a muchos os habrá pasado que habéis tenido que recibir clases de vuestras hijas e hijos sobre cómo hacer una video llamada, colgar una story o crear un perfil. Las redes sociales hoy más que nunca nos están permitiendo interactuar, socializar, distraernos, reírnos y los adolescentes tienen grandes habilidades para manejarlas.

Sabemos que las nuevas tecnologías y las redes sociales se han convertido en una herramienta fundamental en la comunicación de los adolescentes y que las utilizan muchas horas a lo largo del día. Esto lo refuerza que según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 86% de adolescentes con 13 años tienen smartphone y con 15 años la cifra alcanza hasta el 94%.

Una de las grandes preocupaciones de madres y padres es cómo interactúan sus hijas e hijos con las redes sociales. Cuantas horas pasan delante de las pantallas, a qué contenidos y personas peligrosas pueden acceder, cuánto exponen de su intimidad, etc. ¿Víctimas o verdugos por un uso no-responsable? Mandar fotos inadecuadas, información de terceras personas sin consentimiento, insultar, amenazar, acosar o ser acosada/o por  terceras personas, etc.

No sabemos cómo lidiar con ello. Es un mundo que queda fuera de nuestro alcance porque no tenemos acceso a lo que ven o hacen y se nos plantea la duda de hasta dónde deberíamos respetar su intimidad.

La gente joven es muy competente a la hora de utilizar las nuevas tecnologías, adquieren con facilidad la destreza para dominar el funcionamiento de las herramientas y aprovechar sus posibilidades, pero poseen una carencia en el “cómo” utilizarlas de un modo ético-responsable, y ahí es donde debemos entrar los adultos. En muchos de los casos no son conscientes de la peligrosidad con la que están utilizando determinadas herramientas. Esta circunstancia se da porque no han tenido referentes que les eduquen en el buen uso. Os invitamos a que aprovechéis estos días, para intercambiar conocimientos y enseñanzas con vuestras hijas e hijos. Creemos un intercambio, ellos nos ponen al día en la técnica y nosotras/os aprovechamos para reflexionar y transmitir esos códigos morales que garanticen una navegación segura y responsable.

Os invitamos a que en este momento de confinamiento, empaticemos. Quizá para nosotras/os es una novedad todo este mundo virtual, pero para ellas/ellos es su canal. Pero, ¡esto no significa que todo vale! 

Hemos de trabajar la construcción en positivo, y ¿qué mejor que durante el confinamiento? No tiene sentido prohibirles algo que se escapa a nuestro control. Lo que sí podemos hacer es educarlos y acompañarlos para que sean grandes personas fuera y dentro de la red.

Qué os parece, ¿os animáis?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contenidos relacionados